22 feb. 2011

La Cumparsita Argentina

votar

 

En un principio, cuando decidí poner este post, el titulo del mismo iba a ser “Historia de una maceta”, pero tal y como han ido las cosas en estos días he decidido llamarlo “La Cumparsita Argentina” y explico porque:
Cuando abrir este blog fue con la intención de hacer una especie de diario para contar los avances y fracasos de mi huerta en macetas.
Mi intención era la publicar mínimo un post semanal, para esto, y entre raquetazo y raquetazo, solo puedo dedicar los fines de semana. Cuento todo esto, porque últimamente tengo el blog y mis hijos algo abandonados por culpa de mi amigo el de las zanahorias, que me ha pedido ayuda para algo que está montado (no digo el que porque seguro que se le hinchan las venas del cuello, esto suele pasar cuando se cabrea), todo sea por la Cumparsita Argentina.

El día que compre las semillas en el vivero de plantas, me fije en unas macetas que en ese momento pensé que eran las ideales para mi huerto macetero.
En vista de que dentro de nada, y puesto que mis hijos están creciendo fuertes y sanos, tendré que empezar con los trasplantes, asi que he vuelto al vivero para hacerme con alguna de esas macetas. Esa era la intención primera, y digo era por que cuando vi el precio de las macetas, de repente mi azotea dejo de ser verde y empezó a convertirse en marrón, y es que no era para menos, 67€ cada una, yo necesitaba alrededor de diez, 670€, 

Así que decidí pasar al plan "B", y la idea del plan B me la dio
este cubano sabrosón (viva Cuba libre de Areucas blanco)


Hice mis cálculos, y por unos 45€ y siguiendo los consejos del sabrosón iba un tener mi gran macetero para mis hijitos. 
Como dice una canción de Sabina “cuando menos te lo esperas el diablo va y alía de tu parte”, y es que en la agencia de transporte que está al lado del sitio donde trabajo estaban descargando  una mercancía que iba dentro de este cajón.

¡¡¡ESE ES EL MACETERO QUE SIEMPRE HABIA SOÑADO!!!!

 Un buen padre hace cualquier cosa por el bienestar de sus hijos, así que me hable con el encargado de la agencia y se lo pedí (el tipo me miraba muy raro, pero yo por mis hijos cualquier cosa) y me lo regalo.

Lo forre con plástico a modo de impermeabilización y ya estaba listo, solo me faltaba llenarlo de tierra.........


.....................to be continue

1 comentarios:

Estimado amigo, muy bueno tu blog y muy útil, felicitaciones.
Un detalle: La Cumparsita no es argentina sino Uruguaya, como su autor el sr. Gerardo Matos Rodríguez.
Saludos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...